Cuéntame la historia de cómo el Sol amaba tanto a la Luna, que moría cada noche para dejarla respirar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada